Balacera en UT

15 Ene

universidad de texas Por Michelle Ring Gerard

El 28 de septiembre del 2010 me encontraba en clase de 9 cuando mi celular empezó a sonar sin parar. El profesor me volteó a ver con una mirada amenazadora y cuando vi que la que estaba marcando era mi amiga Mónica, simplemente le pedí una disculpa al maestro y guarde el celular en mi mochila. Traté de seguir poniendo atención a la clase pero el hecho de que Mónica me estuviera marcando en martes y tan temprano me parecía demasiado raro como para pasarlo desapercibido. Por lo que volví a sacar mi teléfono y cuando vi que tenía siete llamadas perdidas, me di cuenta de que efectivamente no me estaba marcando para platicar pero que se trataba de una emergencia.


Salí del salón y le marque inmediatamente, cuando me contestó me dijo “Márcale a tu familia, hay una balacera en Austin en la universidad de tu primo, estoy viendo las noticias y todavía no encuentran al que esta disparando”, colgué el teléfono sin despedirme y le marque a mi mamá para que le avisara a mi tío. Quince minutos después me marcó mi mamá para decirme que desgraciadamente si estaba ocurriendo eso y que la universidad se encontraba en paro pero que en cuanto a mi primo no había de que preocuparme pues no había salido de su departamento y se encontraba bien.
El tirador se llamaba Colton Tooley, tenía 19 años y estudiaba matemáticas, de acuerdo a las declaraciones de sus amigos y familiares, era un niño tímido pero amable con todos y como suele suceder en estos casos, la noticia tomó por sorpresa a todos quienes lo conocían. Tooley salió a la calle con la cara tapada y una AK-47 y comenzó a disparar al aíre, tuvo tiempo de lanzar aproximadamente diez balazos antes de llegar al 6to piso de la biblioteca Perry Catañeda, en donde con un tiro se quitó la vida. No hubo más heridos, dejándolo a él como la única victima, sin embargo, a los pocos minutos de que la gente se percatara de lo que estaba sucediendo ya habían comenzado a sonar las sirenas de alarma por toda la universidad. Se suspendieron las clases de todo el día y se dio la orden de que cualquier persona que se encontrara en el campus, se metiera a su casa y no saliera en todo el día.
Desafortunadamente este tipo de noticas no resultan ser ninguna novedad, estamos acostumbrados a oír con suma frecuencia casos terribles de violencia en las escuelas y particularmente sobre casos en las escuelas de Estados Unidos. Quizás esto sea por la mayor difusión que se le ha dado ahí, aquí hago referencia a la enorme cantidad de películas estadounidenses que tratan el tema como: Bowling for Colombine, Bang Bang you’re dead, Duck! the Carbine High Massacre, Home Room, Zero Day, entre muchas otras. Es cierto que al momento en el que las vemos lo único que podemos hacer es observar horrorizados lo que sucede, sin embargo, termina la película y a los 10 minutos ya estamos recuperados y viendo que se nos antoja pedir de comer.
A lo que estoy tratando de llegar con esto es a hacer notar la tolerancia que hemos logrado desarrollar hacia la violencia y lo natural que se ha vuelto en nuestras vida. Esto ha sido gracias a como se nos ha vendido el tema como parte de la industria del entretenimiento y al ser un tema que vende tanto no debe sorprendernos que una de las canciones más populares y alegres de hoy (Pumped up Kicks- Foster the People) trate exactamente acerca de esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: