Una mañana obscura.

16 Ene

El terremoto del día jueves 19 de Septiembre de 1985, afectó en la zona centro, sur y occidente de Mexico y ha sido el más significativo temblor de la historia. Este acontecimiento se suscitó a las 7:19 a.m. con una magnitud de 8,1 Mw, cuya duración aproximada fue de poco más de dos minutos, superando en intensidad y en daños al terremoto registrado el 28 de julio de 1957 también en la Ciudad de Mexico.

Tamara López

Una noticia devastadora que haría cambiar la forma de pensar de las personas, una unión que se dio al instante, un trabajo en equipo para poder auxiliar a las personas que se encontraban entre los escombros. Existen testimonios que nos narran como ese momento de su vida fue y siempre será uno de los más importantes y traumantes en su vida. El tener que ayudar a las personas a salir de los edificios totalmente destruidos, llevar los cuerpos hasta el campo de beisbol, irlos acumulando uno encima de otro hasta esperar que sus parientes los reconocieran ha sido una experiencia terrible y llena de dolor para las personas que estuvieron ahí. El gobierno reportó el fallecimiento de entre 6,000 y 7,000 personas. Sin embargo, años después con la apertura de información de varias fuentes gubernamentales, el registro aproximado se calculó en 10,000 muertos. El estadio de béisbol del Seguro Social como antes se menciono, se usó para acomodar y reconocer cadáveres.

Las personas rescatadas con vida de los escombros fueron aproximadamente 4,000. Hubo gente que fue rescatada viva entre los derrumbes hasta diez días después de ocurrido el primer sismo. Podemos resaltar que a pesar del momento tan trágico que se esta viviendo, existen historias de personas que aguantaron bajo los escombros días sin comer, sin tomar agua, de algunos bebes recién nacidos que sobrevivieron a este catástrofe natural.

El número de estructuras destruidas en su mayoría se encontraban en el centro de la cuidad, los edificios estaban polvorizados y la cara de las personas por lo que nos cuentan era de terror, un sentimiento de angustia por sus familias, porque en un abrir y cerrar de ojos la situación del país cambio.

Aquel 19 de septiembre los habitantes de la ciudad de México despertaron para vivir una realidad para la que nunca estarían preparados. Fue un momento terrible pero fue también un momento clave en el crecimiento de la sociedad mexicana. Todo el país, pero muy especialmente los capitalinos, demostraron a si mismos que tenían una capacidad de acción que superaba por mucho a cualquier organismo del gobierno. La sociedad civil, que durante años había permanecido al margen, despertó de golpe.

El rostro de nuestra ciudad cambió radicalmente y sus habitantes aprendieron una lección imposible de olvidar.

Una respuesta to “Una mañana obscura.”

  1. Regina Santiago enero 18, 2012 a 12:03 am #

    Bien redactado pero faltó la parte testimonial, lo que tú o tus papás vivieron. Eso es ñlo que tenías que contar; eso es lo que haría diferente tu texto de los muchos que se han escrito sobre el te tema. Tampoco está desarrollado el tema del papel de los medios de comunicación.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: