¿Guardar la calma?

22 Mar

Por: Michelle Ring

Desde que somos niños siempre nos han enseñado a que en caso de encontrarnos en un incendio o temblor, lo primero que debemos hacer es guardar la calma y actuar con rapidez. Nos sabemos todas las medidas y precauciones y las veces que hemos participado en simulacros son incontables. Sin embargo, cuando se nos presenta el momento de alerta, la mayoría olvidamos todo lo anterior y despierta en todos una enorme sensación de pánico.

Evidentemente, la experiencia del temblor del día 20 de marzo del 2012 que yo viví fue como recién mencioné. Me encontraba en la Ibero, sentada en mi salón de clases, cuando de pronto un compañero grito: “¡Está temblando, corran!”, no pasaron ni 30 segundos para que todo mi salón estuviera de pie, alarmado y formando parte del alboroto que se comenzaba a formar en los pasillos. Gente corría, empujaba, muchos tenían un verdadero gesto de terror en sus caras, no obstante, había una gran cantidad de jóvenes a los cuales les parecía no importar e inclusive iban echando bromas y risas con sus cuates.

Resulta sorprendente que encontrándonos en un campus universitario, éste sea el ambiente que se genera a raíz de algo así. Es verdad que resulta difícil guardar la calma y tener paciencia para no atropellar a todo aquello que se cruce en nuestro camino, sin embargo , la forma en como actuamos en este tipo de situaciones es lo que va a determinar el resultado y oportunidad que tengamos de salvarnos.

Afortunadamente, dentro de la Ibero no hubo ningún daño y tanto las personas que se encontraban dentro como la infraestructura  permanecimos intactos. Cabe decir, que al hacer mención de esto, no estoy restándole importancia al incidente, ya que el sismo alcanzo los 7.9 en la escala de Ritcher y en muchas zonas del país si ocurrieron accidentes. En cuanto a la zona en la que me encontraba (Santa Fé), no hubo mayor alboroto, mas que el desalojo de la mayoría de los edificios corporativos, un aumento en la cantidad de tráfico debido a la interrupción de algunos semáforos, las líneas de la red de energía eléctrica se cayeron y pasó un tiempo antes de que pudiéramos hacer uso de nuestros teléfonos.

Desgraciadamente vivimos en un mundo en el que estamos expuestos a este tipo de situaciones sin saber de ante mano cuando es que se van a presentar pero es exactamente por ello, que debemos de estar preparados a todo momento y saber como reaccionar para que cuando se nos presenten logremos salir de ellas de la mejor manera posible y con un modo precavido y ante todo racional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: